Terminar un ciclo emocional es posible

El día de hoy te brindaremos algunos consejos prácticos para que puedas cerrar un ciclo emocionalen pocos pasos. Existen distintas pautas que explican las diferentes etapas de la vida que vamos atravesando.

En muchas oportunidades las personas sentimos que lo que nos rodea se desarrolla como si se tratase de una narración. Podemos sentir la necesidad de describir las cosas o interpretarlas como si fuesen historias, no algo fijo e inmóvil sino como algo en movimiento.

 

Las emociones también se pueden estar interpretando como si fuesen marcos narrativos. Hoy hablaremos acerca de cómo podemos cerrar un ciclo emocional, y así lograr darle dinamismo a nuestro desarrollo psicológico, evitando estancamientos.

Cuando hablamos de cerrar un ciclo emocional estamos hablando de asignar un significado de compleción a una etapa de nuestra vida. O sea, sentir que se ha tenido un inicio, un desarrollo y un fin. Si bien esta definición puede parecer simple existe un factor emocional que se relaciona con el sentimiento de desarrollo personal.

Es muy importante que al cerrar los ciclos emocionales haya razones para creer en la evolución y el sentido de mejora. Puede aparecer un miedo a poder caer en los mismos errores que antes.

Cuando se decide cerrar ciclos emocionales se deberá dar sentido a una etapa pasada, es porque no nos gusta convivir con la tensión provocada por la idea que hay cosas pendientes, sin resolver, en la vida.

 

En ocasiones tenemos la sensación de que prestamos más atención a las cosas que sentimos que no se han terminado. Si lo que buscamos hacer es superar la etapa de la vida llena de tristeza y en general el dolor emocional, las obsesiones con el sentimiento de no avanzar puede generar un sentimiento de estancamiento.

Se crea algo extraño, ganas de terminar esa etapa pero cuando pasa el tiempo tenemos la sensación de que no existe salida. Es muy importante para no caer en la profecía autocumplida.

Lo primero que se debe hacer es pensar en cuál fue el comienzo del ciclo, así se podrá identificar aquello que podrá llevarnos a cerrarlo. Luego se tendrá que pensar en cómo te sentiste, es importante ir más allá de la simple descripción de los hechos objetivos.

Piensa acerca de cómo intentaste avanzar. En este punto es necesario recordar acerca de cuáles fueron las iniciativas que tuvieron para hacer que la situación no llegue a avanzar, tanto en los puntos objetivos como en lo que se relacionan con los sentimientos.

No se tienen que omitir los errores. Las equivocaciones son algo inherente a la vida, si se mantienen fuera de los recuerdos no se ayudará si lo que se quiere es generar que tengan sentido. Es importante aprender a ver los errores para poder notar que los hechos más importantes de esta etapa nos llevaron a una etapa final en la que se cierra el ciclo.

Enfocarse en la dirección que te puede llevar a cerrar el ciclo. Con las cosas que tienes en mente luego de haber pasado por las etapas anteriores será posible ver una tendencia que puede ayudar a cerrar el ciclo de forma positiva y constructiva.

Comentarios de Facebook
Califica esta publicacion

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *