El poder de las emociones

El poder de las emociones

 

Es muy importante no caer en subestimar las emociones, son tan importantes para las personas como la razón. Tengamos presente que una emoción es un proceso por el cual se trasmite la información cognitiva y sensorial acerca de un estímulo externo, las mismas van desde las vías del cuerpo hasta la médula espinal, en esa sinapsis se estimula la secreción hormonal.

Si nos basamos solo en la definición anterior podemos llegar a pensar que se trata de un proceso totalmente individual, pero las emociones son fenómenos que se relacionan, ya que se encuentran cargadas de significados culturales que nos permiten interactuar de determinadas formas.

La importancia de las emociones

A continuación te brindaremos algunos puntos claves que permitirán comprender la importancia de las emociones.

Un punto muy importante son las posturas corporales y el reconocimiento facial. Tengamos en cuenta que las emociones se reflejan en las posturas corporales, se hacen notar en neutros gestos, en la manera en que hablamos, caminamos, nos sentamos y nos comunicamos con las demás personas.

Es fácil poder poder diferenciar si alguien está triste, enojado, feliz, etc. Una de las teorías más conocidas señala que las emociones tienen relación directa con la expresividad facial. Paul Ekman se enfocó en estudiar la expresividad del rostro, perfeccionando un sistema de codificación. Este sistema permite reconocer diferentes emociones por medio de los movimientos involuntarios de los músculos del rostro, músculos oculares y de la cabeza.

Dentro de la teoría de las emociones básicas existe se considera que hay un número determinado de emociones que se experimentan para conseguir una respuesta adecuada o adaptativa frente a ciertos estímulos. Desde la perspectiva las emociones son entendidas como fenómenos neuropsicológicos que ayudan en las conductas adaptativas.

En muchos casos, y pensando en la perspectiva conductista, la emoción funciona como una consecuencia (negativa o positiva) que ayuda a discriminar entre qué conductas reproductir y en qué circunstancias. Cuando se experimentan algunas emociones en ciertos momentos se pueden modificar las conductas a mediano y largo plazo, dependiendo si la emoción que se experimenta es desagradable o agradable.

Además, las emociones nos permiten elaborar esquemas de procedimiento y de pensamientos, que desligan ciertas posibilidades de acción, las emociones nos predisponen a la acción y nos ayudan a generar actitudes, conclusiones, planes y proyectos.

Una de las funciones más importantes de las emociones es la de facilitar en los procesos de enseñanza y aprendizaje mediante experiencias con carga afectiva.

Francisco Mora, un reconocido neurocientífico, considera que el cerebro puede aprender por medio de las emociones. El mismo investigador nos anima a explorar y estimular lo anterior desde los primero años de la infancia.

Por otra parte, los expertos en la materia, consideran que existe un vínculo entre el ánimo y la actividad somática. La emociones pueden provocar malestares orgánicos importantes que fueron ampliamente estudiados, cómo las emociones pueden generar malestares orgánicos importantes. Desde la neurociencia señalan que la somatización clínica se encuentra directamente relacionada con una actividad específica del sistema nervioso central.
Desde una de las ramas de la sociología consideran que las emociones funcionan también como reguladoras sociales. Se ha estudiado de qué forma la vergüenza, la culpa y la molestia generan determinadas interacciones. A través de las emociones generamos marcos de identificación cognitivo y afectivos que nos ayudan a relacionarnos con los demás.

El Amor sin Compromiso

El Amor sin Compromiso

 

El amor sin compromiso es una posición social inventada con el propósito de no tener objetivos y para no resistir el paso del tiempo.
Toda relación humana, aún la aparentemente más efímera, implica un compromiso, aunque no existan papeles firmados, ni contratos, porque por el solo hecho de establecer un vínculo exige responder a ciertas expectativas.
Por otro lado, todos deseamos encontrar una pareja para siempre, aunque esto sea una quimera y no llegue a concretarse nunca.

En el ámbito comercial también exige compromiso personal, porque tanto el amor como el dinero tienen mucho en común a la hora de las definiciones y los hechos concretos; y si hablamos de afectos, más aún, porque involucra a los sentimientos, que son mucho más difíciles de mantener encubiertos.

Por eso, aunque una pareja no tenga el propósito de formalizar un compromiso formal, igualmente será una relación que no estará exenta de reglas y condiciones.

El hecho de no vivir juntos ni de no compartir todos los ámbitos de la vida, obligará a ambos a respetarse mutuamente sus respectivos espacios familiares y sus anteriores compromisos.

Aunque en una relación de pareja, tres son una multitud, no es condición suficiente para alcanzar una plena intimidad, porque al no poder compartir sus correspondientes relaciones con otros, cada uno tendrá que restarle tiempo e importancia a ese vínculo para poder responder a los requerimientos de sus respectivos grupos.

Porque si una nueva relación de pareja se atreve a monopolizar la atención, sin la intención de crear el consecuente compromiso, quedará descalificado de plano por los que los rodean aunque jamás lo hayan conocido.

En el caso de parejas con hijos de relaciones anteriores, será aún peor, se mantendrán al margen de toda cuestión e indiferentes a las situaciones personales y entonces será una relación casi virtual, solamente para ellos dos.

Cada festividad tradicional y evento familiar no podrán ser compartidos, porque es una relación sin identidad, que se caracteriza por las ausencias, la evitación y el desencuentro, y por el miedo a ser absorbido por la situación, sin haberlo querido.

Algunas parejas de este tipo tienen un teléfono celular exclusivo que les permite la ilusión de estar conectados, aunque sea por teléfono, como un modo de evitar inútilmente de caer en el tedio y la sensación de vacío.
El celular se transforma entonces en el instrumento mediático que intenta infructuosamente que la endeble conexión no se interrumpa y se mantenga pendiendo de un hilo.

Pero este estado de cosas tan frágiles y perecederas, con el tiempo se desgastan, las ausencias se acentúan, los llamados telefónicos no se contestan, los compromisos de ambos se multiplican y se hacen cada vez más difíciles los encuentros que se comienzan a convertir en obligaciones forzadas.

Ambos podrán valorar esa relación pero aquellos que los rodean no lo harán, porque para el grupo social de cada uno no existen.

Constituidas bajo estas condiciones las parejas se enfrían, no resisten el paso del tiempo y terminan separándose; porque en definitiva se trata de dos extraños que no se llegan a conocer, que intentan lo imposible, mantener una relación que no se sostiene por falta de historia, de significados y de presencias, convertidas en personas circunstanciales cuyo recuerdo borrará el olvido.

El símbolo de la pareja tradicional está en el inconsciente colectivo, es inútil tratar de ignorarlo pretendiendo un cambio de estructuras y el miedo al compromiso convierte a una persona en alguien aislado, sin la posibilidad de crear lazos afectivos genuinos.
Además es difícil llegar a conocer a alguien fuera de contexto, porque las relaciones son parte de uno mismo, forman nuestra historia y en gran medida define nuestra identidad y nuestro estilo.

¿Qué es la Rigidez Mental y Cómo te Afecta?

La rigidez mental es una forma reduccionista de observar la realidad desde un único patrón de comportamiento.
¿Qué es la Rigidez Mental y Cómo te Afecta?

El pensamiento único es la actitud que define a aquellas personas que tienen rigidez mental de forma frecuente o a quienes se encuentran en una etapa en la que observan la realidad desde un único modo posible. La rigidez mental genera mucho sufrimiento porque la persona no amplía su perspectiva entendiendo que cada persona tiene su propia experiencia y felicidad. Es natural que tú tengas tu propia visión de la realidad.

Sin embargo, debemos tener cuidado con aquellos pensamientos que nos mantienen estancados en la zona de confort porque desde esta zona de confort podemos observar con recelo aquello que rompe con nuestras expectativas. No somos más sabios por reafirmarnos constantemente en nuestras propias ideas previas que roban cualquier margen de flexibilidad en la adaptación al cambio.

El mayor riesgo de este tipo de patrón de comportamiento es que la persona puede llegar a adoptar actitudes negativas que se cronifican en el tiempo. La persona puede llegar a pensar que siempre tiene la razón, y esto afecta a sus propias relaciones personales porque los demás se sienten juzgados y se distancian. La persona tiene un puzzle mental que sigue una misma secuencia previsible. ¿Cuáles son los efectos de la rigidez mental?

 

No te das la oportunidad de sorprenderte a ti mismo

Un signo de madurez es que te des la oportunidad de aceptar que puedes estar equivocado en relación con aquello que siempre habías creído sobre un asunto, o simplemente, darte el permiso de cambiar de opinión porque tú, hoy, ya no eres la misma persona de hace cinco años. Tienes vivencias que no tenías entonces. Y esto puede llevarte a cambiar de parecer.

Apertura a los demás

El riesgo de la rigidez emocional es que la persona termine encerrada en su propio punto de vista y seleccione a sus amigos a partir de la afinidad de pensamiento. La diversidad es un aliciente de aprendizaje en una conversación, por ejemplo.

Imagina lo aburrido que sería hablar constantemente con personas que piensan exactamente igual que tú. Mientras que la asertividad crea puentes en las relaciones personales, la rigidez emocional construye muros invisibles, pero que se sienten.

Muchos miedos

Esta forma de existencia, lejos de motivarte para lograr nuevas metas, te mantiene anclado en el miedo de ir más allá de esa rutina en la que te sientes cómodo, aunque no por ello, feliz. Incluso, puede asustarte algo que sea bueno para ti, sin embargo, no te cuestionas ese hecho por algún tipo de creencia negativa o algún filtro limitante.

¿Cómo cambiar la rigidez mental?

Existen iniciativas que son prácticas y constructivas para enriquecer la visión personal sobre la realidad. Por ejemplo, viajar es una fórmula de enriquecimiento personal. Pero, también, leer y ver cine. A través de la literatura o la ficción, puedes observar que en la vida, no existe un único modelo de existencia sino que cada persona tiene su propia historia.

La rigidez mental es agotadora porque se convierte en una especie de cárcel de las ideas.

El poder de la autoestima

“Para impresionar a los demás tan sólo necesitas ser tú mismo.”

“Lo que ves en el espejo es el reflejo de un gran triunfador, con una inmensa fuerza interior, capaz de sobrepasar cualquier obstáculo, NO permitas que nadie te diga lo contrario.”

“Las personas con alta autoestima no necesitan sentirse superiores a los demás, ni compararse con nadie. Su alegría radica en ser quienes son y no en tratar de ser mejores que los otros.”

La autoestima, el orgullo y el amor propio, te protegen frente a los desafíos de la vida y te hacen más independiente, impulsándote a actuar, a seguir adelante, a manejar mejor los conflictos, a tener buenas relaciones interpersonales y a resistir las presiones negativas.

Las personas con gran autoestima van detrás de sus sueños, logran lo que se proponen por mérito propio y superan los problemas y las dificultades personales. El que se ama a sí mismo nunca se menosprecia, porque está convencido de sus capacidades y esto le ayuda a afianzar cada vez más su personalidad.

La autoestima va más allá del respeto y la aceptación que tengas por ti mismo, es tu identidad, la actitud que tienes frente a la vida, son tus ideas preestablecidas y tus normas autoimpuestas. Desafortunadamente, tu autoestima no necesariamente es la misma en todos los aspectos de tu vida, esta puede ser alta a nivel profesional, pero muy baja cuando se trata de buscar pareja. Por esa razón, es muy importante que conozcas cuáles son tus fortalezas, tus aspectos positivos y también cuáles son tus limitaciones.

Un punto trascendental en la autoestima es la percepción, el respeto y la aceptación que tienes de ti mismo, al igual que el valor que le das a tus cualidades personales. De igual forma se debe tener en cuenta la apariencia personal, ya que esa es tu carta de presentación y es la imagen que le vendes a los que te rodean.

Cuando hablo de apariencia personal, no me refiero solamente a la forma de vestir sino también a la postura, la mirada, la risa, el tono de voz y la educación. Es decir, es algo en donde se incluye toda tu forma de ser y actuar. Recuerda siempre que la primera impresión es la que cuenta y no existe una segunda oportunidad para causar una primera impresión.

Lo más importante es estar a gusto y seguro con uno mismo, porque nadie puede tener una opinión buena de una persona que tiene una opinión mala de sí mismo.

El maltrato psicológico en la pareja

Resultado de imagen para maltrato psicologico pareja

El maltrato psicológico dentro de las relaciones de pareja puede ser mucho más peligroso que la violencia física ya que en la actualidad, es el tipo de violencia doméstica que está más normalizado en la sociedad actual.

Se trata de un tipo de violencia difícilmente detectable e incluso complejo de identificar con respecto a la violencia física, aunque sus consecuencias pueden ser infinitamente superiores a ésta última. El maltrato psicológico en la pareja se inicia de una manera sutil, intermitente y a la vez constante, por lo que acaba produciendo una gran dependencia emocional que termina por destruir completamente la autoestima de quien lo padece.

Aquellas personas que son maltratadas psicológicamente por sus parejas, están anuladas mentalmente hablando y distorsionan la realidad en detrimento de su propio bienestar. Tienen miedo al abandono y a los cambios que podrían derivarse de la separación, puesto que no son capaces de afrontar por si mismos una situación de estas características ya que ensalzan equivocadamente la figura del maltratador.

 

¿Qué pistas pueden ayudar a identificar el maltrato psicológico dentro de una relación de pareja?

Existen una serie de pistas que pueden ser realmente útiles a la hora de identificar cuándo una persona puede estar siendo maltratada psicológicamente en su relación de pareja como por ejemplo: la ocultación de determinados actos por miedo  a una reacción desproporcionada por parte de la otra persona, el temor a contradecir sus opiniones y a tomar decisiones propias, así como evitar dar la propia opinión en público sobre temas concretos.

Sentir tensión o miedo a equivocarse, que la otra persona juzgue continuamente lo que hace o dice su pareja, controlar su teléfono móvil, no poder decidir sobre la organización del propio tiempo libre, hacer responsable a la otra persona del estado de ánimo de uno mismo e incluso apartarla de las propias relaciones de amistad o familiares, son algunas de las pistas que pueden ayudarnos a identificar cuándo una persona puede estar psicológicamente maltratada y anulada por su pareja.

 

¿Qué consecuencias tiene el maltrato psicológico reiterado?

Las consecuencias del maltrato psicológico en la pareja, sobre todo cuando éste se produce de una forma reiterada, son muy diversas ya que la persona está sometida a un estrés continuo que puede derivar en enfermedades físicas e incluso agravar aquellas ya existentes o latentes en una persona.

También es posible identificar una serie de síntomas como la ansiedad, problemas para conciliar el sueño, problemas de alimentación, cansancio crónico, tristeza, depresión, apatía, cefaleas, el consumo de psicofármacos y un elevado riesgo de desarrollar conductas adictivas relacionadas con el alcohol o incluso las drogas, ya que ven en estas conductas una vía de escape que les ayuda a evadirse de su situación actual.

El maltrato psicológico en la pareja no afecta a un perfil determinado de personas y puede darse en casi cualquier contexto o cultura. Sin embargo, sí que es posible formar un perfil de personas maltratadas en este ámbito ya que es una situación que termina produciendo cambios en la personalidad de quien lo padece como la falta de autoestima, la inseguridad, la sensación de culpabilidad, la distorsionada percepción de la realidad o la sensación de haber fracasado en el terreno amoroso.

Tolerar los pequeños desprecios, las humillaciones, permitir que se viole la propia intimidad mediante el control del teléfono móvil o las redes sociales de la pareja, la imposibilidad de tomar decisiones propias sin ser juzgado o criticado, así como el miedo a dar tu propia opinión, son algunos de los aspectos que más influyen para determinar cuándo una persona puede estar siendo maltratada psicológicamente por su pareja.

Es cierto que, son numerosos los estudios que relacionan las vivencias y la situación del propio hogar durante la infancia con una gran parte de los maltratadores psicológicos, que han sido educados bajo modelos de relación autoritarios y han crecido en un núcleo familiar inestable propiciado por el maltrato psicológico o por conductas adictivas principalmente relacionadas con el alcohol.  Sin embargo, desde Inspirando TRANSFORMACIÓN pensamos que pese a que estas variables podrían explicar el origen de ese comportamiento tóxico hacia la pareja, no justifican en absoluto que se produzca el maltrato.